Adultos 14-59 años
Niños 4-13 años
Seniors +59 años
Bebés 0-3 años
Familia numerosa
Confirmar

Fiestas de Menorca

Disfruta de la isla con Nosotros

Sant Joan de Ciutadella

Tienen lugar los días 23 y 24 de junio y el domingo anterior a esos días. Son las más tradicionales y emblemáticas de Menorca, ya que su origen se remonta a principios del siglo XIV.

El domingo anterior al 23 de junio es el Diumenge des Be, en el que una comitiva formada por los caixers y el fabioler acompaña, a pie, a un payés descalzo, vestido con pieles de cordero, con un carnero sobre sus hombros (s'Homo des Be), en su recorrido por las calles de Ciutadella anunciando la fiesta.
La ruta con los caballos se inicia a las 14 horas del 23 de junio, en casa del Caixer Senyor, y continúa, casi sin interrupción, hasta el alba del 25 de junio. Como actos más espectaculares, mencionaremos el "Caragol des Born" del día 23 por la tarde y los juegos medievales ecuestres del Pla de Sant Joan del 24 al atardecer (s’ensortilla, ses carotes y córrer abraçats).

Sant Llorenç de Alaior

Las fiestas mayores de Alaior, son convocadas en honor al santo patrón de la parroquia de Sant Llorenç de Binixems, fundada por Jaume II en 1301 y donde tienen su origen estas fiestas populares.

Se celebran el segundo fin de semana de agosto, el inmediatamente posterior al día de Sant Llorenç, el 10 de agosto.

De entre los actos lúdicos y religiosos en los que participan los caixers y cavallers a lomos de sus engalanados equinos, uno de los más destacados son las corregudes (carreras) de caballos en Es Cós, un recorrido urbano recto e idóneo para esta actividad y que tiene lugar el lunes que sigue al fin de semana festivo.

Mare de Déu de Gràcia de Maó

Estas fiestas mayores de Maó tienen su inicio en 1890, momento en que el ayuntamiento acordó complementar los actos religiosos en honor a la patrona de la ciudad con otros de componente cívico que incluían la qualcada que antiguamente se organizaba por Sant Joan, precisamente hasta finales del siglo XIX en que desaparecieron.

El repique de campanas a las cuatro de la tarde del día 7 anuncia el inicio de las fiestas, comenzando el replec (recogida) y el ir y venir de caballos y jinetes por las calles de Maó hasta el momento de las completes (oración de tarde-noche) en la ermita de Gràcia. Es después cuando la comitiva, a caballo, se dirige hasta la plaza del ayuntamiento y tiene lugar el espectacular y largo jaleo nocturno.
Entre los actos del día 8 destacan el jaleo matinal en la plaza consistorial y, por la tarde, las emocionantes y vistosas corregudes (carreras de caballos) en el Cós de Gràcia.
Año tras año adquiere mayor protagonismo la lectura del pregón de fiestas que se celebra el día 6 por la noche. Un personaje famoso se dirige al pueblo desde el balcón consistorial para, al finalizar, entonar junto al alcalde y todo el público congregado en la plaza una canción popular dedicada a la ciudad.

Sant Climent

Es durante el tercer fin de semana de agosto, cuando esta histórico núcleo urbano vinculado al municipio de Maó celebra sus fiestas con caballos y jinetes en honor a Sant Climent.
Estructuralmente, los actos tradicionales que se celebran siguen los mismos patrones que el resto de fiestas populares de Menorca, aunque la idiosincrasia local les imprime un sello peculiar, diferente, que las distingue de las demás.


Así, a los jaleos y replecs (reunión de todos los participantes en la comitiva de caballos y jinetes) comunes a todas las fiestas patronales de Menorca, Sant Climent añade un acto lúdico de reciente implantación que con los años, sin embargo, ha conseguido ya ser considerado casi como una tradición: el remojón colectivo y popular que tiene lugar el lunes de la fiesta y donde ni los más atentos y precavidos se libran del agua que camiones cisterna y vecinos se tiran entre sí. Un magnífico y refrescante colofón a una fiesta vivida con intensidad en plena canícula.

Sant Bartomeu de Ferreries

Se celebran los días 23 y 24 de agosto.

Con caballos, la fiesta está documentada desde 1704. Los caixers y cavallers (con una indumentaria del siglo XIX), siguen al fabioler en comitiva. Montado en un burro, este singular personaje interpreta con flauta y tambor una canción popular que sirve para avisar de la llegada de la qualcada (cabalgata de caballor y jinetes).
Una de las singularidades de esta fiesta es el reparto de candelas entre los vecinos de la población. Lo llevan a cabo los cavallers que participan en la qualcada . Lo hacen a pie, distribuyéndose por parejas por todo el núcleo urbano de la población. Para ello aprovechan las primeras horas de fiesta, justo después de que el fabioler haya interpretado el primer toque de tambor y fabiol (flauta) desde la fachada principal de la casa consistorial. Se asegura que estas velas o candelas encendidas preservan de todo mal en las invernales y oscuras noches de tormenta.

Sant Martí de Es Mercadal

Se celebran durante el tercer fin de semana de julio, aunque Sant Martí sea el 11 de noviembre.

De origen antiguo, en un principio la obrería de Sant Martí celebraba sus actos festivos en honor a su patrón en la fecha otoñal que le corresponde, aunque en un momento de la historia decidieron trasladarlos al verano, cuando se celebraban la mayor parte de festejos de esta índole en el resto de poblaciones de la isla.
A principios del siglo XX, la estructura de la qualcada (cabalgata) ya estaba prácticamente integrada por los miembros que hoy en día se conocen, representantes de los sectores que jugaban un papel destacado en las sociedades tradicionales de los siglos pasados.

 

 

 

Toda la información la puedes encontar en https://www.menorca.es/portal.aspx

Hecho